Fallas sobre el papel 2020: Sueca-Literato Azorín

En Sueca en estos últimos años se han vivido de transición. La multi presidencia de la falla más premiadora en primeros premios de la Categoría A de la Iluminación de las calles en las últimas décadas, ha bajado momentáneamente la persiana de la ambición en este ámbito y se ha centrado en el conjunto de la falla como obra monumental y una mayor atención en la comisión. Esta forma de presidir una falla es una tarea pionera en la corona de las secciones que luego siguió L´Antiga de Campanar y una forma de ahorrar energías y departamentos dentro de una comisión. Los más veteranos de los presidentes de los últimos años, José Pedro Ros & Pedro Luque, colaboraron en su día con adzucaTs para realizar ruTas por dentro de su deamarcación con motivo de la conmemoración del 75 aniversario de la Sección Especial. Después de aquella etapa de aprendizaje, en adzucaTs pudimos vivir por dentro la comisión. Por entonces plantó Javi Álvarez Sala-Salinas que durante dos años consecutivos de forma un tanto inexplicable consiguió premios muy exiguos en este cruce de Russafa para los méritos aparentes que lucía ante el gran público.

Y he aquí una anécdota… Mientras esperábamos en adzucaTs a que vinieran personas a formar un grupo para la siguiente ruTa, mucha gente de la calle preguntaba si Sueca había ganado el primer premio. Noveno, les decíamos y nadie se lo creía… Al final, todo se acaba sabiendo y el noveno de 2016 y el octavo de 2017 con una escenografía romana espectacular encajada a la perfección en su entorno no fueron fruto de la casualidad. Eso sí, excesivos castigos por parte de los jurados. El relevo lo tomó en 2018 entonces el actual artisTa, veterano en la sección donde los hubiere al igual que Manolo Algarra, con un tema delicado como la prehisToria y con el temo de las brujas, castillos y miedo el año pasado.

Una falla vertical y consistente

Los registros de premios en la hisToria de las fallas han ensalzado, menospreciado o entibiado el papel de una comisión en la sección jerárquica de las fallas. Desde que 1998 la falla Sueca pisó la Sección Especial nunca ha podido lamentarse por un último premio ni por la ausencia de un palé. Sinceramente las temáTicas de Llacer tanto en 2018 como en 2019 indicaban que jugaba con fuego con la última plaza y aún así logró buenos resultados. Sin grandes expansiones escultóricas pero sí trabajos muy bien terminados de la mano consistente de Moisés Alarcón en el espejo final. Y así es, la veteranía es todo un grado.

Este año sobre el papel Gonzalo Rojas (en la infanTil de Sueca desde 2018) irrumpe con un diseño futurista con guiños lógicos a personajes de Fritz Lang y a la película Metrópolis. “Metrópolis” es un guión y un trabajo muy elaborado. Se inspira en la leyenda de la torre bíblica de la Torre de Babel y en la citada película de Lang como principales argumentos de la evolución sobre lo que sucede en las grandes ciudades y proyectadas en distintas civilizaciones y personajes adictos al engranaje de la urbe y la compleja convivencia entre seres humanos.

El tercer presupuesto más bajo compensado con calidad

La falla de Sueca de 2020 es bastante vertical. La propuesta de Rojas & Llacer es arriesgada. Todo un peritaje en carpintería por la super posición de los módulos hasta llegar a la cúspide en manos de Dios. Es sin duda la falla más ‘de autor’ del año y la que propone algo diferente temáTica y escultóricamente hablando. Los sub remates son de tamaños muy proporcionados y serán atractivos a la vista cuando lleguen a la plaza y verlos monta. No obstante, si el todo de la falla reúne calidad en modelado, color y contrapeso de volúmenes correcto y original, podríamos hablar de la sorpresa del año.

El cromatismo es uno de los puntos fuertes de una falla generalmente hablando en la Especial pero en este caso y aunque el boceto se haga público en b/n, puede llegar a ser secundario. La complejidad de las diferentes direcciones de los principales personajes, en el segundo y tercer (último) cuerpo, va a ser vital para que la falla gane en movimiento y vida. Eso y las expresiones faciales convincentes de los personajes. Metrópolis no tiene por qué establecer un concepto gris o sepia como es la película de Lang relacionada con una gran ciudad industrial y sin sentimientos. Algunos puntos que se tratan de la falla como la naturaleza o el sentido humorístico de algunos personajes urbanitas en la parte inferior ha de contrarrestar una falla de por sí asimétrica y que pueden aún más enriquecer el ingenio de la falla.

Una apuesta real de Sueca en la consolidación de Llacer en la primera falla que ganó un primer premio de Sección Especial (2002) en Russafa (con Pedro Santaeulalia) desde el nacimiento de la categoría en 1942. 🙂

· IR A NOTICIAS FALLAS 2020 ·

· IR A MENÚ FALLAS SOBRE EL PAPEL 2020 ·

· IR A FALLAS EN CORCHO & ALMA 2020 MENÚ ·

Leave a Comment