Fallas sobre el papel 2023: Convento de Jerusalén

Sin animo de entorpecer el camino de lo polítcamente correcto y la autocensura artísTica y literaria que se ha instaurado desde hace cosa de unas dos décadas en las obras falleras, no se puede enfocar una disidente dirección hacia Convento de Jerusalén cuando analizamos los últimos trabajos de Pere Baena(s) al frente. La falla sobre el papel de 2023 “Por un puñado de euros” es y será una de las fallas más equilibradas en cuanto a lo humorístico, lo monumental y el acabado plástico en la máxima categoría. Pues sí, como todos los años Pere Baena(s) nos tiene mal habituados con su profesionalidad a seguidores y detractores sea cual sea la demarcación que haya pisado en Sección Especial. Te guste más o menos la propuesta que te haya ofrecido ese año…

Porque desde luego, desde que Pere aterrizó en la Especial y en la comisión de Sueca allá en 2001 con la falla de los chinos, su trayectoria es digna de mención. Cinco veces ganador de la Especial – 2014, 2015 (Pl. Pilar) y 2018, 2020-21 y 2022 (Convento), la solidez del artisTa gandiano es elocuente. Cuanta más experiencias entre sacabuches y grapas, más exitosa ha sido la carrera de Pere. Aparte, consiguió con los de So Nelo alcanzar el máximo de números de premios hisTóricos de la sección dorada con 17 victorias superando a su gran contrincante Plaza del Pilar (16)

¿Una de vaqueros más…?

Sin embargo, si nos remontamos al primer premio del último año y la propuesta de este ejercicio con “una de vaqueros” y de nuevo contando con el mayor presupuesto de la categoría, uno no puede sino colocar a Convento entre los aspirantes al triunfo un año más. Un top 3… Otra cosa es hablar sobre quien puede dar la sorpresa y colarse en el Top 3 pero las favoritas a priori son Pilar, Convento, L´Antiga y ojo a Cuba…. Y otra cosa además, es que por presupuesto diferencial Convento no tiene tampoco tantas opciones este año para llevarse el trofeo ¿Por qué? Sin paños calientes, en el mega premio del año pasado por escenografía frontal la megalomanía fue indiscutible pero fue una mera descripción heterogénea de personajes sin sentido común y el idealismo maternal clasicista, el hechicero y la ‘avatar’ no sintonizaban con el cambio climático y con un lema claramente afín a la política globalista llevada a cabo por los gobiernos, ojo, sean de la idelogía que sean. Y Convento precisamente tiene algún militante que otro que sigue esa línea “sostenible” y aquí paz y después apoyo a muerte el guión políticamente correcto. Y es que la crítica hacia los políticos o la destrucción de las naturalezas y las barbaries de los seres humanos – sin mirar realmente a quienes están destruyendo este bonito panorama llamado ecosistema social y natural – son el recurso fácil y ‘actual’ para que los jurados acaben encumbrando a dos primeros premios de 2022, la falla de la Sección Especial InfanTil de Gayano Lluch y a Convento que tratan idénticos temas y la concienciación enfermiza de ‘tranquilo, yo pienso por ti, no tendrás nada y serás…’ Ups, ya me he ido a lo políticamente incorrecto de lleno.

Pues este es un motivo a veces para no creer ni en los jurados que califican los premios ni qué consignas reciben para ver qué guión literario es mejor o menos mejor…. La crítica del año pasado de la Plaza del Pilar fue políticamente incorrecta, globalistofóbica y lo pagó por segundo año consecutivo con el complemento periodístico interesado de la polémica sobre el trato informal a la prostitución en Velluters. Si es que las fallas son eso: informalidad manifiesta, críticas despellejasanturrones, pecadores/as viciosillos/as imparables y políticos ‘furtadores’….

Este año Convento cuenta con una ilustración de Alejandro Santaeulalia más satírica y versatil con los cuatro módulos cuales ramas de árbol que el ejercicio anterior. Pero aún siendo más versatil y ‘diferente’ y con un mayor movimiento escénico ¿tiene las mismas opciones o más incluso que el año anterior? Pues veremos qué es lo que deciden los falleros al elegir los nuevos jueces a través de sus asambleas de presidentes pero esto de los jurados y sus determinaciones son tan subjetivas como las fallas de un Ruiz o Rubert.

En “por un puñado de euros”, la monumentalidad va a ser crucial un año más porque es la única forma de equidistar la longitud y amplitud de la falla con la demarcación de su alrededor. Una falla muy bien pensada para rellenar los espacios aéreos de la calle Matemático Marzal y esperando optar a uno de los tres primeros premios de ingenio y gracia. El ataque a la diligencia en el tope del remate promete ser hilarante. Si Prim y Santaeulalia han metido mano en escenas políticas y sociales con caricatura y guión socarrón, la obra de Baena(s) podría optar a lo máximo en este ejercicio. Enfrente tiene a una Plaza del Pilar que va a presentar un tipo de composición no muy diferente con respecto a otros años pero sí que van a desarrollar ideas muy diferentes L´Antiga y Cuba… Competencia nunca falta… Criterio jurídico sobre el trabajo de un artisTa en la fiesta de las fallas, sí.

Leave a Comment