Fallas sobre el papel 2020: Plaza del Pilar

La Falla de la Plaza del Pilar es en el censo fallero y por hisToria la segunda comisión más antigua de Velluters, fundada en 1890. La primera es la pequeña falla de Guillem Sorolla-Recaredo y aunque en su momento el barrio de Velluters llegó a exhibir varias fallas con solera como la desaparecida Plaza de Pellicers en el pasado siglo XX, la Plaza del Pilar es sin duda, el buque insignia de un conglomerado de calles aún con muchas goteras marginales desde los años 60.

16 premios de Especial le hacen ser al Pilar la más galardonada de todas las fallas de la hisToria de la Sección Especial. Convento jerusalén le sigue con 15 y Na Jordana, tercera con 12. Números a los que tradicionalmente ha aspirado una falla que ha ido “a ganar” siempre que ha podido contando con lo mejor de los artisTas del momento. Ya lo hizo con Debón, Juan Huerta, Martínez Mollá, Alfredo Ruiz, Monterrubio, Baena… ¿Y por qué no Paco Torres? Dos segundos y un cuarto es el balance cosechado en premios hasta ahora del artisTa y fallero además, de la comisión centenaria de Velluters.

Confianza ciega en Torres

La renovación en la pasada navidad hasta 2021 de sus labores con el Pilar significa antes incluso de llevar el monumento a la plaza, una cuestión de alta confianza que puede perdurar muchos años si la obra de este ejercicio es tan colosal y atractiva como la del año anterior. En dos ocasiones la Plaza del Pilar ha rozado la victoria con Paco Torres que se ha rodeado de modeladores, pintores y carpinteros de primera fila para hacer las obras que hizo en una de las mejores demarcaciones urbanas para plantar de Valencia desde el primer momento. Sin embargo, la carrera de Torres no ha sido premiadora. Siempre se quedó igualmente en un ‘casi’ en secciones presupuestarias más modestas o primeras como Arzobispo Olaechea o San Vicente-Periodista Azzati. pero fue precisamente con ésta última y con “Viage en El Temps del Crononàuta Vicent” donde los de Velluters ya se convencieron con aquel desmerecedor cuarto premio que ‘su fallero’ iba en serio para dar el salto.

La confianza de la presidencia de José Javier López para este año y de la directiva que también presidía por entonces hace ya cuatro años fue total. Paco, en una entrevista concedida a adzucaTs en 2017 nos confesó que esa confianza es más que importante para un artisTa que estaba empezando como quien dice como él y con una trayectoria donde él ya sabía que se podrían poco a poco hacer cosas grandes como en la realidad así ha sido.

De ’14 metros’ hacia el cielo

La falla diseñada por el ya veterano Carlos Benavent y que repite experiencia gráfica con el taller de Torres, promete una altura y nutrición barroca que no se quiso reducir en el caso que el gremio de artisTas y más los de especial, hubiesen llegado a un acuerdo como se pensó para este mismo año con la disminución de metros en altura (14 máximo) por las condiciones profesionales y desajustes económicos en el sector de los artisTas falleros. Así pues, el Pilar ha sido la única falla de Especial que no ha seguido la estela de los 14 metros como tope de altura. Al final, se post pone este ‘parche’ que algo hará supuestamente hablando en teoría para 2021 pero Paco fue el único que dijo que su falla ya estaba diseñada para que midiera 20 metros o más y que no podría variar la altura mirando hacia el suelo. Como en teoría la Federación de las fallas de Especial es cosa de todos, o el Pilar cedía o iba a quedar en mal lugar pero la marcha atrás en la decisión colectiva salvó el mega proyecto para observarlo tal y como era concebido desde un inicio en la Plaza del Pilar.

“¡A cazar gamusinos!” es sobre el papel una hisToria que promete mucha diversión y detallismo ornamental en las distintas civilizaciones, edades humanas o personajes de países orientales que se muestran por toda la falla a través de la situación actual social y politica de nuestros días. La composición en “árbol” que ya le funcionó a Paco el año pasado se repite este año pero con una sustancial diferencia.

Los gamusinos quieren evocar a fallas hisTóricas del Pilar

Falla-2017-Plaza del Pilar

De una base o del imaginario animal “gamusino” se va montando como un castillo de piezas ramificadas toda la estructura de la gran falla. Algo realmente atractivo y arriesgado. No es nuevo este modelo en el panorama arquitectónico fallero de la máxima categoría. Paco le ha hecho un guiño a una de las fallas que precisamente más causó impacto en la Plaza del Pilar como fue “las cacerías” de Monterrubio. La habilidad en la carpintería de nuevo en primera línea en el taller de la Pobla de Vallbona de un artisTa que ambiciona un podio ‘top 3’ o incluso ‘top 2’ como cita obligada cada año que concursa. La distribución de las figuras y gamusinos al poder por otro lado aparentemente se racionan en un cuerpo de cruz. En los extremos de ese cuerpo completan la composición un fakir indio y otro cazador oriental, es decir, elementos temáticos internacionales que han ganado por la vista a muchos jurados con el paso de los años desde que la saga Santaeulalia lo pusiera en práctica hace poco más de una década. Pero sin duda uno de los aspectos que van a ser determinantes en el ‘todo de la falla’ es la pintura.

El año pasado en adzucaTs y en nuestro análisis final de las fiestas de las fallas 2019 nos sorprendimos por el escaso riesgo y excesiva pintura en pastel que administró la obra del Pilar especialmente en el cuerpo esencial del titiritero y el remate en sí con respecto a otros años donde los colores intensos era un sello de calidad de la firma Paco Torres hasta entonces. Aún así logró un segundo premio y posiblemente justificable por la ausencia temática en uno de los cuartos de la falla dorsal sin sub remate que lo disimulara.

Escenografia atrevida y color tono incógnito

Este año se repite escenografía apelotonada frontalmente y veremos como se soluciona la siempre difícil parte trasera del monumento pero lo que sí que se ‘debe’ tener expectación con el Pilar es con el color.

El boceto es en blanco y negro y por tanto nos están preparando para una falla cromática y presuntamente atractiva y diferente. Y no en vano, un tema como el de la caza, gamusinos (originalidad juguetona de un animal popularmente inventado), movimiento en la escultura y un guiño a la miscelánea entre humor garantizado y acabado plástico inmejorable, hacen de El Pilar una obra persuasiva sin género de dudas.

El plumaje de los gamusinos, los vestuarios de los cazadores o personajes estrafalarios varios que ofrecen vigorosidad a una multi escena, requieren de un color más osado que el año pasado. Es más puede ser el ‘boom’ definitivo de una falla que aspira a un primer premio nunca mejor dicho ‘por todo lo alto’.

· IR A NOTICIAS FALLAS 2020 ·

· IR A MENÚ FALLAS SOBRE EL PAPEL 2020 ·

· IR A FALLAS EN CORCHO & ALMA 2020 MENÚ ·

Leave a Comment